El Templo de Horus en Edfu es una de las maravillas arquitectónicas más importantes del antiguo Egipto. Aún persiste en un excelente estado de conservación, a pesar que data del año 237 antes de Cristo y que pertenece a la generación de templos ptolemaicos, junto al de Isis en File y el de Hathor en Dendera.

Este templo de Horus en Edfu antiguamente era considerado como "El lugar del arpón", "La Casa de Ra", Nedyem Anj, "Placer de vivir dentro", "La ventana del halcón", "El altar de Horus" o "El lugar para alabar a dios". En definitiva: un lugar sagrado, concebido originalmente, para rendirle pleitesía a las deidades.

Estructuralmente es una verdadera maravilla. Cuenta con varias salas, bibliotecas, habitaciones y santuarios, todo ambientado como el período lo indicaba. Curiosamente, el primer occidental en redescubrirlo fue Auguste Mariette allá por 1860, plenamente sorprendido al ver que en el lugar vivía gente y se empleaba como mercado. De allí en más, se comenzaron las tareas de restauración hasta lograr su recomposición actual